Libertad, es ponerse en el umbral entre lo conocido y lo desconocido. Allí, escoger entre hacer y no hacer, y ser responsable por lo elegido. (Julieta Kirkwood)

Y OJO

Y OJO
que habla en primera persona

Frida


Los libros son Volantines

Los libros son Volantines
A veces un cable a tierra, a veces una escalera al cielo...

18 agosto 2010

¿Qué andarás haciendo ahora? Ismael Serrano

Qué andarás haciendo ahora,
hecha una madeja en el sillón,
dibujando constelaciones en los huecos
de los cuadros que aún faltan por colgar.

Qué andarás haciendo ahora,
apagando las luces del salón,
probándote quizá un vestido nuevo,
planeando una huida, ver el mar.

Y yo afilando lunas, perdido en el hotel,
encontrando tus caricias en el neceser.
Y yo buscándote en el espejo azul del baño,
en la ropa cansada del armario.

Qué andarás haciendo ahora,
cansada viendo la televisión,
guardando mi paz y mis retratos,
la costumbre de dormir al lado izquierdo.

Qué andarás haciendo ahora,
maldiciendo la luz, el primer sol,
hermosa con los párpados hinchados,
regando las plantas, todos los recuerdos.

Y yo retirando hojas secas de la cama,
soñándome contigo bajo el agua.
Y yo recordando que olvidé tender la ropa,
preguntándome qué andarás haciendo ahora.

El tiempo juega

El tiempo juega a insistir
Los mismos errores de la misma voluntad.


Recuerdos de luna sola y de noche callada, limpia
Recuerdos de días oscuros que han horadado
El pozo hondo que congela el pecho.


Así el tiempo juega a regresar, arrepentido.


Andar a vueltas el camino equivocado
Tropezar la vida contra las mismas piedras.


Reincidencias caleidoscópicas a todo color, lisérgicas
Espejismos que dirigen la proa a lo tibio del pasado
Son cantos marinos y asonantes de sirena en flor.


Así el tiempo se ríe de nosotros.


Serpientes se suicidan mordiéndose la cola
Bebiéndose el veneno del eterno retorno.


Pero los pies ya no caben en la huella que dejaron
Han crecido o dejaron de crecer. O ambos.
Cambiamos de piel. La antigua yace a la orilla del camino


Así el tiempo vence a la memoria.

Andar a vueltas el camino equivocado
Tropezar la vida contra las mismas piedras...

17 agosto 2010

Para aprender...

Deberíamos pensar menos en el daño sufrido y más en el infligido

A marchar por justicia y libertad

Si no se olvida, se aprende



Una vez, hace mucho, alguien le escribió: “No dejes que nadie te haga daño”



La frase se empolvó dentro de la caja donde guardaba las cartas de aquellos que dijeron amarla y plasmaron ese amor en un papel.


La olvidó. También la carta.


Ahora está llorando y la frase que una vez, hace mucho, alguien le escribió, sigue empolvándose en la caja donde guarda las cartas de aquellos que dijeron amarla y plasmaron ese amor en un papel.



--------------(a veces lo cursi se cuela por los rincones)-------------------

Y si los árboles se están agitando, por buen camino vamos pedaleando...