Libertad, es ponerse en el umbral entre lo conocido y lo desconocido. Allí, escoger entre hacer y no hacer, y ser responsable por lo elegido. (Julieta Kirkwood)

Y OJO

Y OJO
que habla en primera persona

Frida


Los libros son Volantines

Los libros son Volantines
A veces un cable a tierra, a veces una escalera al cielo...

25 febrero 2009

TE INVITO...A CONSTRUIR LA MEMORIA


A detenerte, a dialogar con lo que ha sido nuestra historia y la de aquellos que nos rodean. Te conmino a dejar de lado, aunque sea por un momento, nuestras obligaciones o nuestros “deber ser” para reflexionar sobre la importancia del recuerdo en la constitución de nuestro ser en el mundo.

En estos días en que todo es “desechable y provisional” (frase que le robo a Serrat), en que todo pasa y nada queda, en que, defendiendo un mal entendido desarrollo, se toma libre licencia para arrancar - ojalá de raíz, para que no vuelva a asomarse – todos aquellos lugares o rincones donde habitan aquellos recuerdos que no queremos evocar por miedo, por inconveniencia, por indiferencia, por intolerancia, en fin…Porque somos una sociedad que no ha pensado y re-pensado su pasado, pretendiendo construir el presente imponiendo la “ley del olvido”. Para nosotros, siempre es más cómodo olvidar, o hacer como que olvidamos, desentendiéndonos de lo que ya fue, y cubriéndolo con “la carretera del futuro”.

En Santiago todo desaparece” . Somos una sociedad que no ha aprendido del pasado, ni de sus errores ni de sus aciertos. Somos como los caballos: nos instalan un dispositivo que nos hace mirar sólo hacia delante, como si el pasado no se hiciera patente allí también.


Debemos dar -y darnos- cuenta de esta situación, pero en su punto justo; alejándonos de la crítica sangrienta y resentida –además de repetida- y que sin embargo debe ser firme y concreta para hacernos ver que el recuerdo es una parte constitutiva de nuestro ser particular y nuestro ser social. Debemos adentrarnos en la búsqueda de nuestra propia historia, indagar hasta conocer todo el tejido de nuestra vida.

De hecho, la época dictatorial en Chile, por no haber sido reflexionada en profundidad, genera aún hoy, muchos anticuerpos, lo que hace que los prejuicios hagan su aparición, cerrando la amplitud de recepción por parte de quienes no la vivimos.

En cambio, la importancia del recordar, de “volver a pasar por el corazón” aquello que determinó de alguna manera nuestras vidas; es una temática que trasciende lo puramente ideológico para instalarse ya en un ámbito ontológico de comprensión de nuestro ser, la que obviamente no responde a criterios rígidos de edad, grupo socio-cultural u otras diferencias.

Los invito a iniciar esta búsqueda, que exige un ejercicio activo. La historia es entendida a cabalidad en cuanto nos esforzamos por reconstruir los hechos que se nos presentan: es un primer acercamiento a nuestra re-construcción.

24 febrero 2009



Quiero sentarme a la mesa con la muerte
y beber de su copa en soledad

Aunque el deber
Aunque la sonrisa
Aunque el amor
Aunque el recuerdo

Quiero sentarme a la mesa con la muerte
y beber de su copa en soledad

Aun cuando la pátina del tiempo
Aun cuando la sabia roja y caliente
Aun cuando los cóncavos y los convexos
Aun cuando el infinito en la palma de la mano

Quiero sentarme a la mesa con la muerte
y beber de su copa en soledad

Viendo YINGO...


Me da pena pensar a mis alumnas viendo eso
Me da pena que los demás crean que "eso" son los adolescentes de hoy
Me da pena que sea "eso" lo que envasan y rotulan como "entretención"
Y que nos crean tan imbéciles me da pena

También me da pena que "eso" sea el tema de conversación
Me dan pena esos jóvenes explotados y sistematizados
Y me da pena lo que nos quieren hacer creer.

Me da pena este país y esta TV
Me da pena la gente tonta
y a la que hacen tonta
con el opio del siglo XXI

13 febrero 2009

PORQUE ESCRIBÍ...Enrique Lihn

Ahora que quizás, en un año de calma,
piense: la poesía me sirvió para esto:
no pude ser feliz, ello me fue negado,
pero escribí.

Escribí: fui la víctima
de la mendicidad y el orgullo mezclados
y ajusticié también a unos pocos lectores;
tendí la mano en puertas que nunca, nunca he visto;
una muchacha cayó, en otro mundo, a mis pies.

Pero escribí: tuve esta rara certeza,
la ilusión de tener el mundo entre las manos?
¡qué ilusión más perfecta! como un cristo barroco
con toda su crueldad innecesaria?

Escribí, mi escritura fue como la maleza
de flores ácimas pero flores en fin,
el pan de cada día de las tierras eriazas:
una caparazón de espinas y raíces

De la vida tomé todas estas palabras
como un niño oropel, guijarros junto al río:
las cosas de una magia, perfectamente inútiles
pero que siempre vuelven a renovar su encanto.

La especie de locura con que vuela un anciano
detrás de las palomas imitándolas
me fue dada en lugar de servir para algo.
Me condené escribiendo a que todos dudarán
de mi existencia real,
(días de mi escritura, solar del extranjero).
Todos los que sirvieron y los que fueron servidos
digo que pasarán porque escribí
y hacerlo significa trabajar con la muerte
codo a codo, robarle unos cuantos secretos.
En su origen el río es una veta de agua
-allí, por un momento, siquiera, en esa altura-
luego, al final, un mar que nadie ve
de los que están braceándose la vida.
Porque escribí fui un odio vergonzante,
pero el mar forma parte de mi escritura misma:
línea de la rompiente en que un verso se espuma
yo puedo reiterar la poesía.

Estuve enfermo, sin lugar a dudas
y no sólo de insomnio,también de ideas fijas que me hicieron leer
con obscena atención a unos cuantos psicólogos,
pero escribí y el crimen fue menor,
lo pagué verso a verso hasta escribirlo,
porque de la palabra que se ajusta al abismo
surge un poco de oscura inteligencia
y a esa luz muchos monstruos no son ajusticiados.

Porque escribí no estuve en casa del verdugo
ni me dejé llevar por el amor a Dios
ni acepté que los hombres fueran dioses
ni me hice desear como escribiente
ni la pobreza me pareció atroz
ni el poder una cosa deseable
ni me lavé ni me ensucié las manos
ni fueron vírgenes mis mejores amigas
ni tuve como amigo a un fariseo
ni a pesar de la cólera
quise desbaratar a mi enemigo.

Pero escribí y me muero por mi cuenta,
porque escribí porque escribí estoy vivo.

05 febrero 2009

FACEinHOLE


Create your own FACEinHOLE

MIS 25

1. Todo lo que soy NO se lo debo a mis padres, sino a tod@s aquellos con quienes me he cruzado en el camino...principalmente amigos y obvio, al Claudio.

2. Nadie en este mundo tiene un hombre tan entero como el mío.

3. Renegué de ser mamá y ahora no podría no serlo.

4. Odio que me digan lo que tengo que hacer, bue...a quien no?

5. Mi objetivo en la vida es ser libre (y todo lo que conlleva: democracia, justicia, responsabilidad, etc. etc) así que en esa estoy.

6. Amé y he amado a todas mis alumn@s, incluso a l@s que he odiado (no son much@s en todo caso)

7. Creo que este país y este mundo está como las weas...la tierrita ya no puede más!...¿Cómo dice?...¿qué qué hago yo?...abrir mentes en la sala de clases y fuera de ella...llenando mis espacios cotidianos de micro-soluciones...pero obvio que no soy perfecta en ello, ni creo que esto sea suficiente

8. Por lo mismo, no quiero tener más hijos...la tierra necesita menos gente.

9. ¿Han olfateado alguna vez las hojas de un libro antiguo? Bueno, ese y justamente ese es el olor que más amo en toda la vida mía.

10.Soy profe de Lenguaje pero la mía era una mujer miserable!...(¿por qué me habré acordado de ella?)

11. Mi mayor dolor fue aquel que me inflingió quien yo más amaba.

12. Me carga la gente que no se hace cargo de sí misma...¿qué no saben que se van a morir?...qué susto llegar al final y darte cuenta de que no viviste...

13. Soy floja, floja, floja...el día debería empezar a las 12 P.M. Me carga...pero ME CARGA, perder horas de mi vida haciendo aseo!

14. Me siento afortunada de que la diosa Fortuna me permita conocer a tanta gente liiiiiiinda.

15. Aun así, me cuesta hacer perdurar las amistades.¿Por qué? Conmigo ni perdón ni olvido. Así de brígido.

16. Pienso que lo más miserable de este mundo es no compartir la sabiduría...y otras canalladas, como vender lo que te han regalado, no ayudar a alguien que te ha ayudado, mentir, robar o golpear a las personas que amas.

17. Temo morir aplastada por la biblioteca que existe encima de la cabecera de mi cama...jajaja. Aún así, quiero tener todos los libros que quiero tener, y no todos están en esa bilbioteca...Como dice García Madero en Los Detectives Salvajes..."todos los libros están esperando a que los lea"

18. Siento que la vida no me alcanzará pa' concretar tanta idea loca que rebota en mi cabeza.

19. No me teñiré las canas cuando sea vieja, ni tengo temor a cumplir años. De hecho, no tengo problemas con los años...jaja, pero eso todo el mundo lo sabe...jajajajaja

20. Odio a Ricardo Arjona y a Maná por sobre todas las cosas.

21. He mentido feo muchas veces, y he robado...pero cuando era más chicas, robé cientos de libros de las bibliotecas y las librerías, pero hoy puedo decir que me he rehabilitado ya NO ROBO NADA, pero nada...

22. Me ha costado que la gente entienda que SÍ se puede vivir sin celular y que NO quiero tener un auto!

23. Odio la "Institución Educativa" y los cursos de "Gestión Educacional" por la %*^Ç@$

24. Mi último plan es juntar plata pa irme en la volá y estudiar algo ná que ver.


25. Me alegro de terminar esta cosa porque ya es hora de ir a ver Dr. House, mi última obsesión televisiva

Invitación


03 febrero 2009

EL PEZ FRÍO. Un cuento erótico del Japón (siglo XI).

Hanako, una joven bella, aunque atolondrada, tenía un amante escrupuloso y pulcro que gustaba de hacer el amor con guantes. Antes de tocarla, el hombre vigilaba personalmente su baño y exigía que ella se fregara con piedra pómez de pies a cabeza, se depilara hasta el último vello y jabonara cuanto pliegue y orificio había en su esbelto cuerpo, todo esto sin una palabra de afecto o de aprecio por sus encantos.

Ahora bien, en el jardín de Hanako había un estanque donde todavía nadaba una carpa enorme y venerable. A pesar de sus cuarenta años de existencia, el viejo pez no tenía ninguna de las mañas del meticuloso enamorado de Hanako, por el contrario, era fuerte como un atleta y lleno de consideración, como deben ser los buenos amantes. No es raro, por lo mismo, que ella lo prefiriera como compañero.

La joven solía sentarse a la orilla del agua y al llamarlo por su nombre él subía a la superficie a jugar con ella. Una noche, después de recibir las higiénicas caricias del hombre con guantes, salió al jardín y se echó a la orilla del estanque a llorar. Atraído por los sollozos, el gigante subió del fondo y acercándose a la mano lánguida que tocaba apenas el agua, le chupó uno a uno los dedos con sus fuertes labios. Hanako sintió que su

piel se erizaba y una sensualidad desconocida la recorría entera, sacudiéndola hasta la esencia misma de su ser. Dejó caer un pie al agua y el pez besó también cada dedo con la misma dedicación, y luego la otra mano y el otro pie, y enseguida ella puso las piernas en el estanque y la carpa frotó las escamas de plata de su vientre contra la piel de la muchacha. Hanako comprendió la invitación y se dejó caer en el barro del estanque, abierta y blanca como una flor de loto, mientras el atrevido pez rondaba en torno a ella acariciándola y besándola y obligándola a abrir las piernas y entregarse a sus caricias. El pez le soplaba chorros de agua por las partes más sensibles y así, poco a poco, fue ganando terreno y conduciéndola por las rutas del placer más sublime, un placer que Hanako no había tenido jamás en brazos de hombre alguno y menos, por supuesto, del amante enguantado.


Más tarde ambos reposaron flotando contentos en el barro del estanque bajo el escrutinio de las estrellas.


Grítalo bien fuerte...


LUN entrevista a Eduardo Galeano (Escritor uruguayo)

-¿Ayer, hoy y mañana cuentan la misma historia?

La historia no se repite, pero podemos reconocernos en lo que pasó. la memoria es tu mejor amiga cuando te ayuda a no tropezar con las mismas piedras, pero parecemos obstinados en trabajar en nuestra propia perdición.

-¿Falta de inteligencia?

Miedo al cambio, estamos entrenados para repetir la historia en vez de hacerla.

-El mundo siempre ha sido de un puñado de hombres.

Así sigue siendo, yo no creo que este mundo sea muy democrático; fíjese en la ONU, mandan cinco países, los que tienen derecho de veto, los demás somos todos simbólicos. Y esos cinco países que velan por la paz mundial son los principales productores de armas. ¿A nadie le sorprende?

-Pasemos a la libertad personal. ¿Hacer lo que te dé la gana está penado?

La libertad no es un derecho igualitario. me parece revelador y estimulante la competencia entre un negro y una mujer en EEUU (Por Hillary Clinton y Barack Obama para las primarias del Partido Liberal), teniendo en cuenta que que hace un ratito, en 1943, por orden del Pentágono, la Cruz Roja de EEUU prohibió la transfusión de sangre negra. Y en nuestro mundo católico, durante siete siglos y medio, las mujeres tuvieron prohibido cantar en los templos porque ensuciaban el aire.

-¿Qué lecciones extrae de la historia pequeña?

Creo que el universo sólo se ve a través del ojo de la cerradura. hay un latido de grandeza escondido en los personajes pequeños, y miente la cultura dominate cuando nos induce a creer que la grandeza es lo grandote.

- ¿Hay que ser desobediente?

Hay que actuar de acuerdo con la propia conciencia...Cuando se derrumbaron las Torres Gemelas, los altavoces ordenaron a los trabajadores que se quedaran en sus puestos. Se salvaron los que desobedecieron

-Nos solemos mover en la discreción.

Estamos educados en un sistema de valores que no corona a los mejores, sino a los que tienen menos escrúpulos, que recompensa la falta de honestidad, el egoísmo, la mentira. Bush y Blair mintieron cuando iniciaron la carnicería en Irak. El pueblo los reeligió.

-¿Qué les recomienda a sus nietos?

Soy muy cauto, no se lo digo así, pero el mensaje es que no hipotequen su alegría, que no se vendan, que tengan dignidad.

-Hay que ser valiente para eso.

Iban cero a cero. Era la final entre millonarios y Santa Fe, Devanni cayó derribado en el área y el arbitro pitó penalti, pero él se acercó al árbitro para explicarle que tropezó. Y el árbitro le señaló el estadio, esas miles y miles de cabezas rugientes: "¿Tú crees que ahora puedo anular el penalti?"

-Difícil dilema.

Devanni se puso frente al portero y eligió su ruina. Pateó la pelota muy lejos del arco. Admirable. Arruinó su carrera pero se le abrieron anchas las puertas de la gloria. Hay mucha gente que hace lo que cree que debe hacer y no lo que le conviene. La conciencia es un músculo que se usa poco,
pero existe.

Y si los árboles se están agitando, por buen camino vamos pedaleando...