Libertad, es ponerse en el umbral entre lo conocido y lo desconocido. Allí, escoger entre hacer y no hacer, y ser responsable por lo elegido. (Julieta Kirkwood)

Y OJO

Y OJO
que habla en primera persona

Frida


Los libros son Volantines

Los libros son Volantines
A veces un cable a tierra, a veces una escalera al cielo...

25 febrero 2009

TE INVITO...A CONSTRUIR LA MEMORIA


A detenerte, a dialogar con lo que ha sido nuestra historia y la de aquellos que nos rodean. Te conmino a dejar de lado, aunque sea por un momento, nuestras obligaciones o nuestros “deber ser” para reflexionar sobre la importancia del recuerdo en la constitución de nuestro ser en el mundo.

En estos días en que todo es “desechable y provisional” (frase que le robo a Serrat), en que todo pasa y nada queda, en que, defendiendo un mal entendido desarrollo, se toma libre licencia para arrancar - ojalá de raíz, para que no vuelva a asomarse – todos aquellos lugares o rincones donde habitan aquellos recuerdos que no queremos evocar por miedo, por inconveniencia, por indiferencia, por intolerancia, en fin…Porque somos una sociedad que no ha pensado y re-pensado su pasado, pretendiendo construir el presente imponiendo la “ley del olvido”. Para nosotros, siempre es más cómodo olvidar, o hacer como que olvidamos, desentendiéndonos de lo que ya fue, y cubriéndolo con “la carretera del futuro”.

En Santiago todo desaparece” . Somos una sociedad que no ha aprendido del pasado, ni de sus errores ni de sus aciertos. Somos como los caballos: nos instalan un dispositivo que nos hace mirar sólo hacia delante, como si el pasado no se hiciera patente allí también.


Debemos dar -y darnos- cuenta de esta situación, pero en su punto justo; alejándonos de la crítica sangrienta y resentida –además de repetida- y que sin embargo debe ser firme y concreta para hacernos ver que el recuerdo es una parte constitutiva de nuestro ser particular y nuestro ser social. Debemos adentrarnos en la búsqueda de nuestra propia historia, indagar hasta conocer todo el tejido de nuestra vida.

De hecho, la época dictatorial en Chile, por no haber sido reflexionada en profundidad, genera aún hoy, muchos anticuerpos, lo que hace que los prejuicios hagan su aparición, cerrando la amplitud de recepción por parte de quienes no la vivimos.

En cambio, la importancia del recordar, de “volver a pasar por el corazón” aquello que determinó de alguna manera nuestras vidas; es una temática que trasciende lo puramente ideológico para instalarse ya en un ámbito ontológico de comprensión de nuestro ser, la que obviamente no responde a criterios rígidos de edad, grupo socio-cultural u otras diferencias.

Los invito a iniciar esta búsqueda, que exige un ejercicio activo. La historia es entendida a cabalidad en cuanto nos esforzamos por reconstruir los hechos que se nos presentan: es un primer acercamiento a nuestra re-construcción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Paroles...

Y si los árboles se están agitando, por buen camino vamos pedaleando...