Libertad, es ponerse en el umbral entre lo conocido y lo desconocido. Allí, escoger entre hacer y no hacer, y ser responsable por lo elegido. (Julieta Kirkwood)

Y OJO

Y OJO
que habla en primera persona

Frida


Los libros son Volantines

Los libros son Volantines
A veces un cable a tierra, a veces una escalera al cielo...

29 marzo 2009

Prioridades nacionales

¿Sabrán realmente estos muchachos el país que "defienden"?
Sus camisetas son rojas como la sangre de dos hermanos.
El 29 jugando a la pelota
como rebota el caso de los Vergara en tribunales.

Un país pendiente a las 7.00
y a las 9:00 el triunfo arrasante
mientras sus padres, Luisa y Manuel corren
entre el arco de la memoria
y el de la justicia
por donde no pasan indignidades
por donde no caben vacilaciones
aunque choquen contra la barrera del silenciamiento.

"Estos jugadores combatientes"-
versa el comentarista de turno
en el canal que ahora ve el triunfo,
pero prefirió no ver aquel 29
el primero
el más doloroso.
Aquel que goza satanizando
criminalizando
caricaturizando
la lucha poblacional por la memoria.

Estos "jugadores combatientes"- de camiseta roja
que se pasean en su audi
mostrando al pueblo lo que consiguen
corriendo detrás de una pelota.
Mientras en Villa Francia
Mientras en La Victoria
Mientras en Lo Hermida
el balón se convierte en piedra
y los "otros combatientes"
-los de camiseta rojinegra -
muestran a los pacos lo que consiguen
mezclando rabia y rebeldía.

Hace 24 años
que la victoria futbolera
no tocaba el hombro de "esos combatientes"
en tierras peruanas.
Hace 24 años
que la justica no toca a la puerta en la casa de los Vergara
ni en este país
ni en el alma de los combatientes
que hoy reviven la lucha de Rafael y Eduardo.

Ellos sí
Ellos son
los verdaderos combatientes
en este día siniestro.

-Hermanos Eduardo y Rafael Vergara Toledo-

Asesinados impunemente por la espalda el 29 de Marzo de 1985. Sus asesinos: los carabineros Alex Ambler Hinojosa, Marcelo Muñoz Cifuentes, Francisco Toledo Puente y Jorge Marín Jiménez.Todavía se encuentran en libertad.

17 marzo 2009

¿por qué la gente tira papeles al suelo?



Lo miserable en un papel
explota
arde
insulta la tierra

¡Bípedos parásitos!
usufructúan de ella
y se jactan

La reciprocidad
olvidada en un cajón

El infierno
al alcance de la mano

12 marzo 2009

ASOMBRO

El tiempo duele
y caen uno a uno los granos de arena.
Retumba lo inexorable
como retumban los miedos y las noches.

Distintos infinitos
se encierran y liberan unos a otros, tanto que
Lenguajes
Dioses
Filosofías
Ciencias
No alcanzan
No nominan
No encierran
Ni siquiera imaginan.

¿De qué se componen?
¿Cómo se mueven?
¿Se fundirán el vacío y el todo?
¿Podrá un gorrión ser azul, verde, violáceo, bermellón
en la alteridad de otro espacio-tiempo?
¿Correrán urgentes los vapores estelares
y bailarán lujuriosos al son imperecedero?
¿Estará en lo inmenso la copia exacta (o no) de todo lo nombrable?

Cabalgar un rayo de luz.
Mirar a través del espejo
y ver la nada.
Fractales y hologramas fulgurando cromatismos
o cromosomas grandes y pequeños
que se hacen el amor.

Y en ellos
Todas las respuestas
Todos los posibles
Todas las utopías
Se hacen corpóreas
Tienen lugar y se hacen eternas.


Se abre el abanico ilimitado
y la cara de Dios no se asoma.

Nebulosa "Hélice" o "El Ojo de Dios"

10 marzo 2009

POR ESCRITO GALLINA UNA - Julio Cortázar

Con lo que pasa es nosotras exultantes. Rápidamente del posesionadas mundo estamos hurra. Era un inofensivo aparentemente cohete lanzado Cañaveral americano Cabo por los desde. Razones se desconocidas por órbita de la desvió, y probablemente algo al rozar invisible la tierra devolvió a. Cresta nos cayó en la paf, y mutación golpe entramos de. Rápidamente la multiplicar aprendiendo de tabla estamos, dotadas muy literatura para la somos de historia, química menos un poco, desastre ahora hasta deportes, no importa pero: de será gallinas cosmos el, cara jo qué.


Pregunta: ¿qué dice el texto?

06 marzo 2009

Me gustan esas caletas chicas...

Desordenado Quintay,
disperso y bello.
Bello era el poema de Neruda colocado en la entrada de la ballenera.
Y el mar furioso, con cuerpo, con carácter.
Bello el cuarzo en los caminos y los cristales vomitados por las olas.
Loco el camino de acceso y la vía a la playa grande.
Locos los pelícanos y las gaviotas.
Necesario el silencio.

Me paseo por las estanterías de la biblioteca. Los libros me dan la espalda. No para rechazarme, como las personas, sino de un modo hospitalario, para presentarse. Metro tras metro de libros que jamás podré leer. Y yo sé: es vida lo que se me ofrece, son añadidos a mi propia vida que están esperando ser usados. Pero a la velocidad que desaparecen los días, las posibilidades permanecen... abandonadas. Uno de estos libros, podría haber sido suficiente para cambiar mi vida por completo. ¿Quién soy ahora? ¿Quién podría haber sido?

(Jostein Gaarder, Klaus Hagerup. La Biblioteca mágica de Bibbi Bokken. Ed. Siruela, 2001)

Y si los árboles se están agitando, por buen camino vamos pedaleando...