Libertad, es ponerse en el umbral entre lo conocido y lo desconocido. Allí, escoger entre hacer y no hacer, y ser responsable por lo elegido. (Julieta Kirkwood)

Y OJO

Y OJO
que habla en primera persona

Frida


Los libros son Volantines

Los libros son Volantines
A veces un cable a tierra, a veces una escalera al cielo...

22 mayo 2009

Lejos del mundanal ruido. PARTE II


Nos vamos adentrando en esa maravillosa casa a los pies de un cerro. Ofrecemos nuestra ayuda para armar la cosa; que en una experiencia assí ssúper loca; será en las profundidades de una inmensa piscina vacía...Todo aquí es hippie, la gente, la comida, la música, el lugar. Les creo y no les creo. Les creo porque es gratis, porque acogen bien, porque son generosos. Pero son chilenos, así que obviamente todo parte con una hora de retraso.

Salimos a caminar cerro arriba por un camino angostito, pero yo voy con mis zapatillas lider (esas que me vendiste, Andrea) ocupadas todos los días para ir a trabajar, pero como mis huachas son todo terreno, van conmigo pa' todos lados. Claro que a la primera me traicionan, porque piso un no sé que cosa(arbusto?, cactus?) y esos 5 centímetros de espina traspasan como si les hubieran echado vaselina y me pinchan la pata. Mala volá!

La Pía va detrás de mi sacándome pica con sus zapatillas irrisorias (les pusimos así porque tienen un sistema hiperventilado, con perilla para abrir y cerrar los cordones, jajaj). Se oyen ladrar los perros y le cuento el escrito de Juan Rulfo, del mismo nombre: un padre que lleva a su descarriado hijo moribundo por un camino solitario a la ciudad, mientras espera la positiva señal de que ladren los perros, indicando que el pueblo está cerca. Cuando llegó al final me pregunta: ¿Y ahí termina? ¬¬' Parece que no soy buena "contando cuentos.."

Voy mirando las plantitas y concluyo que todo Chile es igual, cosas más, cosas menos. Las florecitas chicas, el quintral, los pastitos, los pimientos, y las aves: los gorriones, tordos, mirlos, loicas, hasta colibríes. Somos como 9 personas cuando llegamos a unas rocas para hacer "la ceremonia". Me asusta un poco eso porque pienso que en esas "ceremonias" siempre te piden que hagas alguna cosa ridícula; pero al final solo consiste en quemar como incienso un ramillo de lavanda y echarnos un poco de humito en el cuerpo. El dueño del lugar se manda un spich discursivo-engrupío, dándole gracias al lugar por acojernos (con lo cual estoy de acuerdo, pero me pasa que a él no le creo nada); así que en verdad no lo escucho y fijo la mirada en los nidos de pájaros en el cerro de al frente. Pero el tipo no me deja, me tiene chata con su cantinela, ahora alega contra la gente que se va a vivir ahí y que "destruye el lugar".Me termina de confirmar que es chanta: tiene el medio pedazo de casa en el cerro. ¿Acaso no destruyó el lugar el también? Seguramente piensa como todo el mundo: que él tiene derecho pero los demás no, que él puede vivir ahí, pero nadie más, que él es dueño de un pedazo de la tierra, pero los demás no deberían tenerlo, o por lo menos, no tan cerca de él. Niun brillo el loco, pero no hay que ser malagradecía, es chanta pero presta la casa.

Cuando volvemos, nos metemos a la piscina que está llena de paños así como guatemaltecos, bolivianos, etc. y donde se improvisó un pequeño escenario. Se ve bkn. Nos sacamos los zapatos (y ojo que mis laiders no se ponen hediondas) y esperamos. De repente, aparece una señora ultramegahippie sacada como de Woodstock, combinación de Jhon Lennon e indígena norteamericana. Está acompañada por otros locos que, una vez comenzada la jornada, nos dan "tabaco no sé que de la selva no sé cuánto" y nos mandan a hacer un cigarrito. Me doy cuenta de que he perdido la práctica (=P).

Luego, sacan un polvito que se introduce en la nariz con un rape. Pal que no cacha: Una tablita con polvito. Un tubo delgadito y largo. Se saca polvito con la punta del tubo, se pone en el orificio nasal y se sopla fuerte para que penetre en la nariz. Esto lo debe hacer alguien más, obviamente. Por lo menos, yo todavía no conozco a nadie que aspire y respire a la vez. Veo el efecto que produce en la otra gente y me da susto. Pero pienso en lo que le digo siempre a Inti cuando amenaza con no comerse la comida: "pruébalo primero, y después, di si te gustó o no" y decido ser consecuente con mis propias enseñanzas (saaaa)...¿Efectos?, mmm ... en la parte III mejor.

3 comentarios:

  1. Holas.

    disculpa que no comente nada sobre el escrito, pero pasaba por aquí a dejar el link de donde se puede descargar mi primera, humilde, obra llamada "Tres poemas con Acompañamiento".

    Bueno eso, luego vuelvo a comentar.
    saludos.

    http://tres-poemas-con-acompanamiento.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. mmm... yo quiero sabeer lo que pasa en la tercera parte....:D!
    aiii! parece que algo pasa hoy em..xD
    besiños!

    ResponderEliminar

Paroles...

Y si los árboles se están agitando, por buen camino vamos pedaleando...