Libertad, es ponerse en el umbral entre lo conocido y lo desconocido. Allí, escoger entre hacer y no hacer, y ser responsable por lo elegido. (Julieta Kirkwood)

Y OJO

Y OJO
que habla en primera persona

Frida


Los libros son Volantines

Los libros son Volantines
A veces un cable a tierra, a veces una escalera al cielo...

23 febrero 2010

Tiempo suspendido

Vacíos llenos de tiempo suspendido


Un reloj de viento

Una rosa de cuarzo



Perpetuado

como el horizonte


Curvo

como un rayo de luz


Eterno

como un árbol de diametro infinito



No camina, no corre

solo vuela o se detiene



Burla los destinos

asota los dogmas y las filosofías



Abraza esperanzas

y las deshace a cuchilladas

con cortes precisos, sangrientos

como un dedo rosando una hoja de papel


El tiempo duele

es una inyección de benzatina al cerebro

un clic-clac de aleteos de abeja

un zumbido

un silencio

un abismo




1 comentario:

  1. …encerrados en alguna estación del subsuelo

    Él
    Las paredes están frías
    Como los muertos
    Te has puesto a pensar que ellos al igual que nosotros están atrapados bajo el mundo

    Ella:
    ¿Atrapados o liberados?

    Él:
    No lo sé

    Ella:
    ¿Será cuestión de fe?

    Él:
    Da lo mismo,
    no dejo de pensar en este encuentro como una flecha lanzada por la Suerte
    nosotros acá, solos, olvidando las vidas de mierda que tenemos allá arriba,
    acá, muertos, en una gran tumba,
    liberados o atrapados, no lo sé,
    lo cierto es, que con un abrazo liberados o atrapados da lo mismo

    Ella:
    Es verdad, pero si quieres hay opciones, siempre las hay, una sería caminar por el túnel hasta llegar a algún sitio donde debe haber algún centinela que nos pueda ayudar.

    Él:
    Seguir el túnel hasta llegar al paraíso, (ríe)… ver la “Luz”.
    Es un viaje que no haría más que contigo.
    (Ella calla, silencio incómodo).
    …Y si el viaje es a través de círculos como en una comedia.

    Ella:
    Te imaginas que la Tierra tuviera anillos como Saturno, pero por dentro, incrustados bajo su piel

    Él:
    Quizás este es uno

    Ella:
    Quizás…
    Sintamos que es así y olvida el mundo hasta el día.
    La noche es buen refugio para las almas aturdidas.
    Ven, burlemos al tiempo en un abrazo,
    sintamos la ingobernabilidad del cuerpo,
    deslicémonos por los anillos de Saturno como los niños con sus patinetas saltan las veredas.
    Conversemos y riamos las grandes caricias de la vida,
    seamos uno, dos, o los que queramos,
    levantemos el pecho y el puño, pero “sin perder la ternura jamás”.


    Las miradas en ese instante se fijaron como dos focos frente a frente, en la oscuridad del túnel brillaron los reflejos danzantes de los colores eternos del firmamento, confluían en ellos constelaciones y galaxias, la luna, supernovas acaloradas, explosiones de risas, cantos e ilusiones suspendidas en la atmosfera, pero, eso no era real, escaparon por un instante de Cronos el glotón.
    Pero cayeron y callaron.
    Él, en el encandilamiento más oscuro cayó a las líneas y fue arrastrado por primer tren de la mañana.
    Ella, calló en el silencio más terrible del medio día. En el zumbido. En el abismo.

    ResponderEliminar

Paroles...

Y si los árboles se están agitando, por buen camino vamos pedaleando...