Libertad, es ponerse en el umbral entre lo conocido y lo desconocido. Allí, escoger entre hacer y no hacer, y ser responsable por lo elegido. (Julieta Kirkwood)

Y OJO

Y OJO
que habla en primera persona

Frida


Los libros son Volantines

Los libros son Volantines
A veces un cable a tierra, a veces una escalera al cielo...

12 noviembre 2008

CERRANDO CICLOS

En esto de ser profe, sucede que a veces, pero solo a veces, el alma pasa por noches oscuras, en las que el entendimiento de la conducta adolescente se escapa por vías laberínticas; y una empieza a buscarlo cuan argonauta al vellocino de oro...

Y en esa dialéctica de buscar y encontrar, se van desenmarañando hilos, se van uniendo cabos, se va tejiendo una red invisible entre esos seres que, al contrario de la etimología de la palabra "alumnos" (sin luz); son bastante luminosos, aunque algunas conserven siempre su luz y otras, titilen.

Esto se "confronta", a veces...solo a veces, con la complejidad de uno, que tiene mucho de adolescente también (por suerte).Pero esta confrontación cansa. Y uno siente el peso de transformarse en quien no es para decir: "cállese", "siéntese", "trabaje". La paciencia se vuelve una compañera caprichosa, y uno maldice el día que prestó oídos a toda la cantinela sobre la educación transformadora de la sociedad. Estamos a merced de la deseperanza

Hay algunos que la escucharon hace ya un tiempo, y aunque siguen haciendo clases, están muertos. Hay otros que le han visto la cara de frente, la examinaron y caminan con ella de la mano. Los menos, resistimos todavía empuñando el lápiz. No hay mucho mérito en eso tampoco. Estoy recién empezando...

La esperanza es que me sorprendo. De mis alumnas y de mi misma. Hoy me vi desde el techo de un baño escolar lagrimeando por la sensación del trabajo cumplido (a propósito de la salida de los IV)y el cuestionamiento sobre mi capacidad de transmitir toda la energía y el corazón en lo que preparé durante el año para ellas. Sobre todo con el A, un curso desafiante y difícil, que representó siempre para mi una pequeña batalla (no quiero decir lucha).

Ahora, con este sentimiento de nostalgia y de alegría a la vez, que no creo poder transmitirles, deseo en lo más profundo que logren ser personas autónomas y dueñas de si mismas, libres, que sepan lo que quieren y sepan también cómo y donde consegurilo, que vivan sin miedo a pesar de los problemas, y lo más importante, que vivan sin jaulas...

2 comentarios:

  1. me encantó tu escrito, tienes una potente redacción, fresca diría yo ... un abrazo, te amo, Claudio

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué lugar tan bonito!

    cuando desde tu perfil, di el click con el mouse a tu blog,d ije "que tenga luz, que tenga luz" y lo primero que apareció fue el verde. Y lo demás, sonreí.

    siempre he encontrado algo de maravilloso en hacer clases.
    Quiero hacer clases.
    Bien por tu emoción.

    Abrazo.

    ResponderEliminar

Paroles...

Y si los árboles se están agitando, por buen camino vamos pedaleando...